¿Por qué el ruso?


El aprendizaje de la lengua materna es un proceso natural: el bebé observa, escucha, entrena sus articulaciones para poder emitir sonidos, imita los sonidos de los padres, repitepalabras, las utiliza con una intención y poco a poco las combina entre sí creando pequeñas frases.

Estas frases, a su vez, nos llevan a emitir pequeños discursos y todo esto sucede en una edad bien temprana y sin que haya intervenido para nada el texto escrito. Así aprendemos a hablar. El proceso de aprendizaje de una lengua extranjera debería hacerse de la misma manera y con la misma naturalidad.

Para asegurar que una lengua se aprenda de forma natural, se hable sin acento y con fluidez, conviene iniciar el aprendizaje lo antes posible y de la manera más natural posible.Comenzamos a aprender nuestro idioma desde que nacemos y de la misma manera debemos comenzar a asimilar un idioma extranjero para lograr alcanzar la excelencia y finalmente el bilinguismo.

Se estima que alrededor de 350 millones de personas dominaban el ruso en el mundo. El ruso es uno de los idiomas oficiales de la Organización de Naciones Unidas (ONU), de la Organización Mundial de Salud (OMS), de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés) entre otras.

A nadie se le escapa la apabullante penetración del pueblo ruso en el concierto económico internacional, y aún más cuando hablamos de poder adquisitivo, siendo el único país que aumenta su inversión en términos netos en nuestro país en los últimos años.

Dado el progresivo aumento de la competencia en el mercado de trabajo, actualmente se hace indispensable el estudio de una segunda lengua extranjera, y dado que sin duda el ruso junto con el chino son las lenguas de mayor futuro, las menos habladas en nuestro país y las más complejas. Se nos antoja que aprenderlas de manera natural desde la niñez constituye una piedra angular sobre la que construir el futuro de nuestros hijos.

Algunos expertos sostienen que los niños expuestos a varios idiomas son más creativos y desarrollan mejor las habilidades de resolución de problemas. Hablar un segundo idioma, aunque sólo sea durante los primeros años de vida del niño, le ayudará a programar los circuitos cerebrales para que le sea más fácil aprender nuevos idiomas en un futuro


Algunas de las ventajas de ser un niño bilingüe


1. Comunicación. La capacidad de comunicación con personas de distintas nacionalidades cuando viajan o conviven con personas extranjeras. Los niños bilingües tienen doble capacidad para leer y escribir en dos idiomas distintos y, por tanto, su conocimiento puede ser más amplio por su mayor acceso a la información global.

2. Cultural. El acceso a dos culturas diferentes enriquece la educación del niño (literatura, historia, comportamientos, tradiciones, conversaciones, medios de comunicación, etc).

3. Conocimiento. El acceso a la diversidad estimula la capacidad de desarrollo intelectualde un niño bilingüe. Por ello, pueden ser más creativos, más flexibles, y adquirir una mente más abierta al mundo y a los demás.

4. Oportunidades de trabajo. Las puertas del mercado de trabajo se abrirán y ofrecerán más oportunidades a las personas bilingües.